NEWSLETTER
Suscribirse Ver anteriores
 
  ACTUALIDAD > NOTICIAS

 

18-03-2016 España
 
El Canòdrom se pone en funcionamiento como incubadora de cultura digital

El antiguo Canòdrom de la Meridiana, situado en el distrito de Sant Andreu de Barcelona, ha entrado, finalmente, en funcionamiento no como centro de arte contemporáneo sino como una incubadora de proyectos al servicio de los emprendedores culturales.

"El objetivo es convertir ideas creativas en ámbitos como la cultura digital en proyectos de emprendimiento", según los responsables del ICUB, a cuya cabeza está Berta Sureda, comisionada de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona.

Se pretende posicionarlo como un espacio de referencia en la innovación y emprendimiento por el talento y las industrias creativas y culturales. Un sector económico que tiene gran tirón en la ciudad condal.

Esta labor la llevará a cabo Incubio, la empresa ganadora del concurso para la gestión del Canòdrom, una incubadora de empresas nacida en Sillicon Valley (Estados Unidos) en 2011 que opera desde Barcelona y que ha sido reconocida como la 6ª mejor incubadora mundial.

El Canòdrom - Parc de Recerca Creativa cuenta con 1.000 m2 de terraza y con 1.300 m2 de superficie donde se distribuyen espacios estables de trabajo, salas de reuniones, una sala polivalente para eventos y diversos espacios para coworking.

El emblemático edificio del Canòdrom, que es de titularidad municipal, fue catalogado, en el año 2010, como Patrimonio Arquitectónico de Barcelona, pasando a manos municipales e iniciándose su rehabilitación.

La primera fase de esta rehabilitación tuvo lugar en 2010 y fue financiada por el Fondo Estatal de Inversión Local con 4 M. de Euros. La segunda fase se centró con la adecuación interior con un coste de 800.000 Euros.

Y, finalmente, la tercera y cuarta fase -que han tenido lugar entre los años 2012 y 2016- han permitido hacer las intervenciones arquitectónicas y de diseño de interiores de acuerdo con el proyecto final de incubadora de proyectos y han tenido un coste de 1,6 M. de Euros.

En junio de 2015, el consistorio barcelonés aprobó esta última partida y la nueva función de atracción de talento creativo e innovación. La puesta en marcha estaba prevista para el año 2015, pero tras el cambio de gobierno se ha retrasado algunos meses. 

Ahora, con su inauguración, se pone punto y final a más de cinco años de contratiempos, pero sobre todo de indefinición de lo que debería ser este centro, que llegó a tener como primer director en funciones al suizo Moritz Küng.

Fuente: http://www.arteinformado.com 17 de marzo de 2016